ENLACE ELECTRÓNICO A CURSOS

de Marco Velázquez

Por una comprensión imaginativa del pasado

No Comments »

Nadie como E. H. Carr ha sabido mantener en tensión los dos polos entre los que navega el trabajo del historiador

Diario El País

Nota completa

A los 40 años de su aparición en 1961, este librito, que había conocido en Pelican una edición tras otra, experimentó un revival con su nueva salida a la calle en pleno combate de un sector de historiadores británicos contra la “amenaza posmodernista”. Un clásico, escribe uno de los más enconados antiposmodernistas, Richard J. Evans, en su excelente introducción. Y de esto se trata, de un clásico, seminal-cum-perennial, como lo definió David Cannadine: un clásico seminal y perenne, a ratos divertido, siempre ingenioso y fluido, brillante y polémico, irónico cuando lo exige el argumento, erudito a la par que llano y directo. En resumen, una joya de perdurable valor -a la que en su día sacó brillo la espléndida traducción de Romero Maura- entre la literatura acumulada en el último medio siglo sobre teoría y práctica de la historia. La permanente actualidad, aunque no siempre la vigencia, de este Carr se debe a que nadie como él ha sabido mantener en tensión los dos polos entre los que navega el trabajo del historiador: hechos e interpretación, sociedad e individuo, ciencia y moral, causa y accidente, visiones del pasado y horizontes de futuro. Son tensiones irreductibles, que con solo inclinar la balanza de uno u otro lado suscitan ataques procedentes de cada extremo.

Perry Anderson

No Comments »

Margarita Olvera

No Comments »

Sociología e historia: la distancia temporal en la reconstrucción histórica

Lecturas recomendadas en línea

No Comments »

Lecturas recomendadas en línea(Word)

Guillermo Zermeño

No Comments »

La historiografía moderna en México: génesis, continuidad y transformación de una disciplina

Notas para observar la evolución de la historiografía en México en el siglo xx

Jaume Aurell

No Comments »

El logocentrismo a la textualidad: la autobiografía académica como intervención historiográfica

Fernando Sánchez Marcos

No Comments »

Cultura histórica

Jörn Rüsen

No Comments »

¿Qué es la cultura histórica?: Reflexiones sobre una nueva manera de abordar la historia

Fernando Betancourt Martínez

No Comments »

Teoría e historia: los signos de una transformación. Observaciones a propósito del diálogo entre historiadores

Significación e historia: el problema del límite en el documento histórico

Carlos Illades

No Comments »

Las otras ideas: estudio sobre el primer socialismo en México, 1850-1935

Espacio social y representación literaria en el siglo XIX

Rhodakanaty y la formación del pensamiento socialista en México

La nación como utopía de Carlos Illades

Estudio de Vicente Quirarte

Audio de entrevista

Chimamanda Adichie: El peligro de una sola historia

No Comments »

Nuestras vidas, nuestras culturas, están hechas de muchas historias interrelacionadas. La novelista Chimamanda Adichie cuenta cómo encontró su voz cultural auténtica y advierte que si sólo escuchamos una historia sobre una persona o un país, corremos el riesgo de caer en una incomprensión grave.

Ir al video…

Visita virtual a los monumentos de París

No Comments »

Los monumentos más famosos de París

Racismo: el verdadero terrorismo

No Comments »

Declaración de un soldado norteamericano sobre la invasión a Irak.

http://www.youtube.com/watch?v=vnRqYMTpXHc&feature=player_embedded

Natalie Zemon Davis

No Comments »

Entrevista a Zemon Davis en el Instituto de Arte de Chicago

Roger Chartier

No Comments »

François Dosse

No Comments »

Michel de Certeau : un historien de l’altérité

Texto inédito de una conferencia en México, septiembre de 2003.

Textos de Guillermo Zermeño en línea

No Comments »

Textos de Alfonso Mendiola en línea

No Comments »


El humanismo en la era de la globalización y La descolonización y las políticas culturales

No Comments »

Dipesh Chakrabarty (Ir al documento completo)

Mientras abandonamos las costas del siglo xx y nos adentramos en las aguas sin cartografiar del siglo xxi, miramos hacia atrás para orientarnos en el futuro. ¿Hay algún modo de resumir nuestro pasado? ¿Hay un solo problema que defina el siglo xx? Naturalmente, un siglo es un largo lapso de tiempo marcado por muchos acontecimientos distintos. Pero hay ocasiones en que ciertos problemas destacan. Podemos pensar en el siglo xviii europeo como un período global en el que Holanda, Francia y Gran Bretaña sustituyeron a España y a Portugal como fundadores de los imperios modernos, y como un período en el que la Ilustración defendió de manera convincente una idea abstracta de la igualdad humana. También fue, El humanismo en la era de la globalización irónicamente, un período que pasó por alto el problema de la esclavitud y la discriminación de las mujeres. El siglo xix –a pesar de la opinión de algunos críticos muy importantes (entre los cuales tenemos que contar a Nietzsche)– terminó con una elevada cota de progreso, y dejó a las colonias y a los países menos industrializados del mundo el legado del marxismo y del liberalismo, los dos mayores regalos del pensamiento político europeo. ¿Cómo cabría considerar la historia global del siglo xx? ¿De qué acontecimientos del siglo xx debemos obtener nuestros recursos para afrontar el futuro? Sin duda, puede haber más de una respuesta a esta pregunta. Comenzaré con una que ya nos ha sido dada, pues se trata de una respuesta que tiene que ver de manera significativa con este breve ensayo: el humanismo en la era de la globalización. “El problema del siglo xx –escribió el gran pensador afroamericano W. E. B. Du Bois mirando hacia el futuro precisamente en el comienzo del siglo– es el problema de la línea de color”.1 Du Bois tenía razón.

Lecturas recomendadas para el Seminario Metodológico I (material en línea)

No Comments »

El Ángel de la historia: Rosenzweig, Benjamin, Scholem

Stéphane Mosès

Historia, narración y memoria: los debates actuales en filosofía de la historia

María Inés Mudrovcic

Metodología de la Historia

Jerzy Topolsky

La escritura de la memoria. De los positivismos a los postmodernismos

Jaume Aurell

La escritura de la historia

Michel De Certeau

History: Narration, Interpretation, Orientation

Jörn Rüsen

Time and History. The Variety of Cultures

Jörn Rüsen

The past is a foreign country

David Lowenthal

Sitios sobre Paul Ricoeur

http://www.filosofiayliteratura.org/Lindaraja/ricoeur/ricoeur.htm

http://ricoeur.iaf.ac.at/FR/index.htm

http://www.fondsricoeur.fr/intro.php

Sobre la crisis de la historia

Gérard Noiriel

Documental sobre Jacques Lacan

No Comments »

Enlace al documental: Jacques Lacan. Reinvetar el psicoanálisis

Entrevista al historiador Josep Fontana

No Comments »

Entrevista a Peter Burke (segunda parte)

No Comments »

Julio 2004

Lynn Hunt: Inventing Human Rights

No Comments »

Conferencia de Lynn Hunt que aborda, historiográficamente, la Declaración de los Derechos Humanos

Foro de discusión sobre “Historia, experiencia y modernidad en Iberoamérica”, de G. Zermeño

No Comments »

Historia, experiencia y modernidad en Iberoamérica (Enlace al texto completo)

Guillermo Zermeño

-Documento obtenido a través de  http://www.culturahistorica.es/Templates/Guillermo.Castellano.html.

Discusión a través de foro ibero-ideas (http://foroiberoideas.cervantesvirtual.com/foro/thread.jsp?idparent=0&idthread=164)

En este ensayo se examinan nueve casos para comprobar si en Iberoamérica hubo o no la experiencia de la historia conocida como “moderna”. Esta experiencia se distingue por desarticular y reconfigurar las relaciones clásicas de temporalidad. Nuestra hipótesis –basados en Reinhart Koselleck- tiene una respuesta afirmativa. Si bien puede haber traslapes y desarrollos no simétricos al comparar las experiencias históricas de los antiguos centros imperiales (Madrid y Lisboa) y las antiguas colonias (Argentina, Brasil. Chile, Colombia, Perú, México, Venezuela).

¿Qué es un diccionario histórico de conceptos políticos?

No Comments »

Javier FERNÁNDEZ SEBASTIÁN (Enlace al documento completo)

Conceptos y discursos políticos en el tiempo En nuestro trabajo cotidiano, historiadores y científicos sociales estamos obligados a trabajar constantemente con conceptos. Obviamente, sin conceptos no es posible ninguna clase de conocimiento, y ni siquiera es concebible experiencia alguna. Ahora bien, como el ser aristotélico, el concepto se dice de muchas maneras. Así, los conceptos de los filósofos no son exactamente los conceptos de los historiadores. Pero tampoco el utillaje conceptual que manejan estos últimos puede equipararse sin más con el conjunto de nociones que en su día estructuraron las representaciones colectivas y los comportamientos de los sujetos del pasado. En efecto, desde el momento en que introducimos esa categoría ineludible de la existencia humana y del oficio del historiador que es el factor tiempo, los conceptos pierden ese aura mayestática de estabilidad, eternidad y precisión que solemos atribuirles y se nos vuelven decididamente proteicos, fluidos y elusivos. De suerte que una cosa son los conceptos operatorios utilizados y definidos por nosotros para intentar explicar “desde fuera” los mundos históricos y sociales que constituyen el objeto de nuestros análisis, y otra cosa bien distinta serían los conceptos que en un momento dado dieron sentido a las acciones de quienes vivieron tal o cual fragmento del pasado que una vez fue para ellos su presente.

El fetichismo de la hegemonía y el imperialismo

No Comments »

Agustín Cueva (Enlace al documento completo)

Antonio Gramsci se ha convertido, a no dudarlo, en punto de referencia obligado de todos los estudios que actualmente se realizan sobre la cuestión estatal, tanto en Europa occidental como en América Latina. Desde cierto punto de vista el autor italiano aparece incluso como el verdadero fundador de la ciencia política marxista, por fin liberada, según se dice, del lastre del “dogmatismo” y el “economicismo” y, por supuesto, de la concepción “instrumentalista” del Estado que habría caracterizado al pensamiento leninista. De esta suerte Gramsci ha devenido una especie de anti-Lenin, dotado de incalculables proyecciones teóricas y aun políticas.

¿ En qué consiste ese aporte gramsciano que tanto revuelo ha causado en la ciencia política marxista? Al parecer se trata, en lo esencial, de que Gramsci habría demostrado, en contra de toda una tradición, que la clase dominante se impone como tal no sólo a través de la coerción, o sea de la violencia física, sino también mediante la “hegemonía”, es decir, por medio de una “dirección intelectual y moral” capaz de asegurar incluso el “consenso activo” de los gobernados.

Fernand Braudel. A manera de conclusión

No Comments »

(Enlace al documento completo)

Les hablaré en primer lugar un poco acerca de Fernand Braudel; aunque ya se haya hablado mucho de él, no he encontrado otro medio para poder abordar algunas de las grandes cuestiones planteadas en las discusiones de este coloquio. A continuación hablaré extensamente de los Annales, de los que se ha hablado también bastante. Pero yo intentaré mostrar ante todo en qué manera los Annales sirvieron de modelo, de paradigma, como dice mi colega y amigo el profesor Traian Stoianovich, y cómo se constituyó dicho modelo. Finalmente y sobre todo, con pasión, hablaré del nuevo Centro, de la revista que él publica y que se llama Review, sin ninguna otra indicación, lo cual demuestra un orgullo evidente. Hablaré también extensamente de la persona y de la obra del profesor Immanuel Wallerstein, cuya acción ha sido precisamente apoyada por este coloquio. Creo que no hemos hablado suficientemente acerca de lo que hace, de su revista y de su obra. Intentaré colmar esta laguna. En fin, en la Universidad nueva que se está creando, acaba de nacer una institución, o, si ustedes prefieren, hemos plantado un árbol; ahora es necesario que este árbol crezca.

Marx y la historia

No Comments »

Eric Hobsbawm (Enlace al documento completo)

Estamos aquí para discutir temas y problemas de la concepción marxista de la historia, cien años después de la muerte de Marx. Éste no es un ritual de celebración de su centenario, pero sí es importante que comencemos por recordar el papel único de Marx dentro de la historiografía. Lo haré sencillamente por medio de tres ilustraciones. La primera es autobiográfica. Cuando yo era estudiante en Cambridge en los años treinta, muchos de los hombres y mujeres más aptos se afiliaron al Partido Comunista. Pero como ésta era una época muy brillante en la historia de una universidad muy distinguida, muchos de ellos estaban profundamente influidos por los grandes nombres a cuyos pies nos sentábamos. Allí, entre los jóvenes comunistas, solíamos decir en broma que los filósofos comunistas eran wittgensteinianos, los economistas comunistas eran keynesianos, los estudiantes comunistas de la literatura eran discípulos de F .R. Leavis. ¿Y los historiadores? Eran marxistas, porque no había ningún historiador que conociéramos en Cambridge .ni en ninguna otra parte ?y conocíamos a algunos grandes, como Marc Bloch? Que pudiera competir con Marx como maestro y como inspiración. Mi segundo ejemplo es similar. Treinta años después, en 1969, Sir John Hicks, ganador del premio Nobel, publicó su Teoría de la Historia Económica. Escribió: “La mayoría de aquellos [que deseen otorgar un lugar al curso general de la historia] usarían las categorías marxianas, o alguna versión modificada de ellas, ya que no hay muchas versiones alternativas disponibles. Sin embargo, sigue siendo extraordinario que cien años después de Das Kapital […] no haya surgido mucho más” Mi tercera ilustración proviene del espléndido libro de Fernand Braudel El capitalismo y la vida material, un libro cuyo título mismo indica un vínculo con Marx. En ese ilustre trabajo se alude a Marx más que a ningún otro autor, más aún que a cualquier otro autor francés. Un tributo de esta naturaleza de un país no muy dado a subestimar a sus pensadores nacionales, es en sí impresionante.